Monthly Archives: July 2004

Adolfo Pérez Esquivel

Buen día vecina, que tal, cómo van las cosas? – Preocupada por la seguridad, hay mucha delincuencia. ¿Mire a esos chico?- se la pasan todo el día  pidiendo plata a los coche con la pelotitas, están sucios y roban.

“-¿Usted los vio robar?- No, pero me contaron, hay mucha inseguridad en el barrio, aquí cerca hay una villa y cada día llega más gente del interior y de los países limítrofes.

La xenofobia y discriminación salta a cada momento y los enfrentamientos de pobres contra pobres.

En la toma del Parque Indo-americano en Villa Soldati, al comienzo había doscientas familias desde hace tiempo; después aparecieron quince mil, reclamando tierra, casa y la necesidad de tener un techo y vida digna para todos. Aparecieron como hongos, pero nadie se hace cargo de la utilización política de los sectores necesitados, se tiran la pelota unos a otros

Un chiquito estaba explicando y pensando en la casa que sus padres iban a construir en el parque. “Aquí va a estar el dormitorio de papá y mamá, ahí va ha estar el mío y de mis hermanitos, ahí vamos a hacer un lugar para el gatito, para que no tenga frío, ahí va a estar la cocina y más allá el baño y el jardín para jugar y plantar verduras”. El niño sigue soñando con su casa.

Las cosas no son simples, hay gente honrada y necesitado y hay delincuentes que especularon con los pobres y les vendieron terrenos del parque,  estafándolos. La repuesta desde el Estado fue la represión y muerte por la policía de cuatro personas y la ausencia del Estado Nacional y del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, peleados entre si y abandonando sus responsabilidades, a pesar de las decisiones de la justicia.

Muchos analistas políticos, sociólogos, psicólogos, etc, etc. tratan de encontrar explicación de la situación y clarificar el conflicto. Se habla mucho de los pobres, pero pocas veces se preguntan porqué hay pobres. Esa  masa humana que se desplaza en diversos países hacia los centros y periferias urbanas son consecuencia de políticas de expulsión, falta de condiciones básicas de vida, de créditos y el aumento de los monocultivos y apropiación de la tierra, la destrucción ambiental que hoy se produce a escala planetaria.

Debemos preguntarnos si este trágico problema vivido es coyuntural o un llamado de alerta sobre las políticas públicas  y de qué manera hacer frente a las demandas y posibilidades estructurales y urbanísticas de la Ciudad de Buenos Aires. Lo mismo pasa en las  grandes ciudades como el Distrito Federal en México, Sao Paulo, Río, Santiago, entre otras.

Un ejemplo concreto de lo señalado es la fuerte represión sufrida por la Comunidad La Primavera Qom en la Provincia de Formosa  con asesinatos y quema de las viviendas de los hermanos indígenas, para expulsarlos de sus tierras y condenarlos al hambre y al exilio. Lo mismo ocurre en Salta, Santiago del Estero, Misiones, y en la Patagonia con los hermanos mapuches.

El gobernador de Formosa es aliado del gobierno K y se silencia los crímenes cometidos contra los indígenas de Formosa, se viola sistemáticamente los derechos humanos como  derecho de los pueblos con total impunidad.

Se invisibiliza a los indígenas y campesinos y se continúa expropiando y destruyendo la biodiversidad y castigando a las comunidades y a los pequeños y medianos productores rurales.

Muchas veces he señalado si alguien  le preguntó a un chico que vive en la calle, hambreado, enfermo, explotado  y marginado, cuál es su seguridad.

Me duele, duele la vida, noticias recientes señalan que en el año murieron en Misiones 206 niños y hay 6000 desnutridos, mil se encuentran en estado crítico. ¿Alguien les preguntó por su seguridad?

La seguridad…aaa… ay, como duele

La seguridad,…eeee…., no jodan.

¿Alguien del Estado y de la sociedad preguntó a los indígenas, a sus comunidades, cual es su seguridad, cuando los matan, discriminan  y expulsan de sus tierras, destruyen su identidad, valores y pertenencia, cuando debieran estar protegidos por la Constitución Nacional, Pactos y protocolos internacionales?.

He publicado en varias oportunidades sobre los barrios privados… “privados de luz, de agua, de asfalto, de caminos, de escuelas y centros de salud “, pero con un alta “seguridad”, no para los barrios sino para aquellos que reclaman seguridad, mano dura y discriminan a los pobres.  ¿Alguien preguntó a los pobres cual es su seguridad?

Estudios urbanísticos y sociales señalan que alrededor del año 2025, ó 2030, el 85% de la población mundial se va a concentrar y vivir en las zonas periféricas de las grandes ciudades y eso plantea problemas urbanísticos y de infraestructura que colapsarán sino se tienen en cuenta las consecuencias.  El sistema es perverso, busca soluciones represivas, entre las cuales podríamos señalar bajar la edad de imputabilidad de los menores para encerrarlos. No para buscar soluciones justas y equitativas, no para darles una esperanza de vida y dignidad. La saturación poblacional en cárceles y comisarías hablan por si mismos sobre las condiciones infrahumanas a que son sometidos los internos.

La presidenta de la Nación, frente a los conflictos y  dificultades en diversas regiones del país y el accionar de las fuerzas de seguridad,  que generan mayor inseguridad, decidió la creación del Ministerio de Seguridad que estará a cargo de la Dra. Nilda Garré, quien fuera hasta ahora Ministra de Defensa, una elección correcta y que esperamos pueda lograr la urgente reforma de las fuerzas de seguridad y avanzar hacia la formación de nuevos efectivos, con otra conciencia social, transformando fuerzas represivas en fuerzas preventivas y de seguridad social. Y profundizar en los sistemas de seguridad democrática, para ello es necesario grupos interdisciplinarios, no sólo dentro de las inter-fuerzas, sino de la sociedad. El uso de la fuerza por los efectivos de seguridad debe ser la última instancia y nunca la primera. Ejercer la autoridad social y  no la represión, la formación en resolución de conflictos para lograr superarlos sin el uso de la fuerza de las armas.

Un efectivo que cree que la seguridad pasa por las armas, es un peligro para la sociedad.